El dolor lumbar puede llegar a afectar a ocho de cada diez personas en algún momento de su vida. Es una de las principales causas de consulta médica y de baja laboral. Pero, seguro que no sabías que el ejercicio físico es el tratamiento que ha mostrado mayor evidencia en el abordaje del dolor de espalda baja.

 

Existe una gran variedad de propuestas de ejercicios conocidos como core stability o core training en alusión al entrenamiento de los músculos de la zona media del cuerpo que ayudan a estabilizar la columna vertebral. Estos músculos, responsables de la estabilización, se han dividido en dos grupos principales: estabilizadores globales y locales. La musculatura estabilizadora global y superficial es la encargada de generar grandes torques de movimiento como los erectores de columna, recto abdominal o cuadrado lumbar. En cambio, los estabilizadores locales y  profundos se encargan de aportar rigidez y una base estable para el movimiento y la postura. Entre esta musculatura nos encontramos el suelo pélvico, los multífidos o el transverso abdominal.